Ascender por calles y callejas de esta bella población, como lo hicieron los íberos, romanos, árabes y cristianos, es un contínuo de suspiros por su belleza y por el esfuerzo que se necesita para alcanzar la cima. Es allí, entre un mundo milagrosamente conservado, donde se debe buscar entre toda clase de establecimientos, uno de los mejores licores propios de estas tierras. El Sospirs de Morella, licor de chocolate y cerezas.

 

Consumir muy frío o con hielo.

 

25 % vol.

 

Caja 6 botellas de 50cl.