En las tierras del Somontano, de gentes nobles y laboriosas, se ha sabido mantener la rica herencia que las distintas culturas han aportado con el paso de los siglos. A través de los tiempos, el ancestral cultivo de la vid ha permitido la elaboración de este destilado de vino, hermanado con frutos y hierbas del monte y el delicioso té de roca que con su peculiar aroma, aporta una inconfundible personalidad a nuestro licor.

 

Consumir muy frío o con hielo.

 

25 % vol.

 

Caja 6 botellas de 50cl.