La clementina es la fruta estrella en las Terres de l’Ebre. Las tierras aluviales que durante centurias han ido sedimentando las orillas del Ebro, los veranos cálidos y unos inviernos suaves han ayudado a que la producción de cítricos sea de la máxima calidad, como lo es este pequeño tesoro que llamamos MANDARINAE, resultado de esta maravilla de la naturaleza, que contiene el espíritu de su esencia más genuina.

 

Consumir muy frío o con hielo.

 

25 % vol.

 

Caja 6 botellas de 50cl.