Su altísima calidad es debida a un compendio de viejísimos brandys con suaves toques de piel de naranja.

Color nogal oscuro.

Suave, aterciopelado y meloso.

Importantes notas de roble correspondientes a su larga crianza en barricas de 300 litros de roble americano de Cincinnati.

Consumir ligeramente frío o con hielo.

 

 

25% vol.

Caja de 8 botellas de 70cl.